Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Toño Fernández’

Afiche IV Festival de La Hamaca Grande.

Afiche IV Festival de La Hamaca Grande.

Los recientes ganadores del premio Grammy Latino en la categoría Mejor álbum de Cumbia /Vallenato, Rodrigo Rodríguez y Juan Piña, así como los ganadores del mismo premio pero en la categoría Mejor Álbum Folclórico, Juan ‘Chuchita’ Fernández, Toño García y Nicolás Hernández, serán objeto de tributo en Cartagena los días 17 y 18 de diciembre.

El homenaje se cumplirá en el marco del IV Festival de la Hamaca Grande, y cuenta con el apoyo de la Alcaldía de Cartagena, el Instituto de Patrimonio y Cultura (IPCC), y de la Fundación SER Social.

“Es muy pertinente y merecido el homenaje a estos grandes cultores del folclor del Viejo Bolívar, que han llevado nuestra música al más grande sitial en Latinoamérica”, destacó el compositor Adolfo Pacheco Anillo, presidente de la Fundación Festival de la Hamaca Grande.

Todos los homenajeados recibirán condecoraciones de diversas entidades e instituciones como la Alcaldía de Cartagena, la Gobernación de Bolívar, Acinpro y la Fundación Festival de la Hamaca Grande.

Durante los dos días de festival se realizarán conversatorios, presentación de varios de los ganadores de la Hamaca Grande en años anteriores, décimas, cuentería y rueda de fandango.

El primer día, 17 de diciembre, se hará un conversatorio sobre la vida y obra del músico nacido en El Carmen de Bolívar, Lucho Bermúdez, evento que se cumplirá en la recién inaugurada Plaza Benkos Biojó, y contará con la presencia de varios de los conocedores de la obra musical de Bermúdez.

Con este acto se sellan los eventos conmemorativos del centenario del natalicio de Lucho Bermúdez, tras haber sido declarado 2012 como su año por parte del Ministerio de Cultura.

Para el 18 de diciembre se cumplirán diversos actos a partir de las 5 de la tarde en el teatro Adolfo Mejía. En primer lugar, se desarrollará el conversatorio ‘De Toño Fernández al Grammy’ entre los ganadores de este premio, el director de El Tiempo, Roberto Pombo; el periodista y escritor Juan Gossaín, y el compositor Adolfo Pacheco, en el que se revelarán anécdotas y detalles inéditos del camino que los llevó hasta el preciado galardón.

El himno del festival, “La Hamaca Grande”, será interpretado por varios acordeonistas, entre ellos José Vásquez y Manuel Vega, ganadores del festival en sus anteriores ediciones, y con la voz de su autor, el maestro Adolfo Pacheco.

Una reyerta de décimas entre Julio Cárdenas y Rafael Pérez García, quienes a su vez serán los presentadores del evento, seguirá a continuación, como antesala a la presentación musical de los artistas ganadores del Grammy.

Los cantos de zafra y de vaquería en la voz de Juan ‘Chuchita’ Fernández, las cumbias y sones de los Gaiteros de San Jacinto en la gaita hembra de Toño García, el canto de Juan Piña a San Jacinto con el acordeón de Rodrigo Rodríguez, serán escuchados esa noche en el teatro Adolfo Mejía.

Como complemento al tributo que se le rendirá a los Grammy, el grupo musical de Los Hermanos Lora presentará varios de sus éxitos y algunos de los temas de su nuevo trabajo musical.

Cerrará el evento una rueda de fandango en las afueras del teatro Adolfo Mejía, al ritmo de las gaitas y de los porros de una banda sabanera.

Oviris Caraballo, directora del Ipcc, invitó a todos los cartageneros a presenciar este evento que tiene un alto contenido cultural y folclórico.

“Todos ellos son leyendas colombianas, qué bueno que  podamos disfrutarlos en todo su esplendor”, señaló Judith Pinedo, coordinadora del evento y gestora del Festival de la Hamaca Grande.

Anuncios

Read Full Post »

El 24 de septiembre de 2012 se cumplen 100 años del nacimiento en San Jacinto, Bolívar, de Miguel Antonio Hernández Vásquez, el gran Toño Fernández (1912- 1988). Sabanerías le rinde un homenaje reproduciendo esta bella crónica escrita por Jorge García Usta (1960- 2005) que fue publicada originalmente en el libro Diez juglares en su patio (1991).

* * * * * * * * *

Toño Fernández: un hombre que era más que todo el mundo

Por: Jorge García Usta

Toño Fernández.

(A Teo Balar)

El día que la gaita encontró a su hombre no hubo ninguna gracia de más.

Salía a llevar unos animales al arroyo y apenas vi las aguas, oí los pitos. En la lejanía, pitos tristes, vainas bonitas. Era Manuelito Lora, el que venía criando esos sonidos con un fitoco desconocido.

Y yo que siempre he sido más que inteligente, era un gran ignorante. La única vez que lo fui, después nunca más. Lo único que hacía entonces era arrastrar los animales a sus bebedizos y andar por el monte a pata limpia. Fui siempre hombre de monte, de estar con cosas solas.

Así que cuando oí a Manuelito, le pregunté: Y qué pito es ese. Gaitas ¿no ves? Dijo él, sin reparar la lelura que yo tenía. Me acerqué y las aguaité. Y le dije muy bobo ¿Y cómo es que un pito de esos saca bullas tan bonitas? Gaitas, repitió Manuelito, como si no hubiera nada más que decir.

Cuando veníamos por el camino, se lo dije: Quiero una aparata de esas. Y Juan Meléndez, que era el hacedor de esas animalas, me miró como poca cosa. Yo le volví a echar la súplica: hazme un parcito, Juan. Y le añadí: la quiero con maracas, para el domingo. Y en qué voy yo, dijo él, mientras yo seguía mirándole el bullicio del ojo. Dije: en una carga de ñame. Ya está, dijo él.

Y se comenzaron a perder por el camino, dejándome a mí solo. Con toda esa fregantina en el corazón.

Ese domingo, yo cité a Manuelito Lora en el propio monte, porque Papá y la otra gente se iban de la finca para San Jacinto y el monte era nuestro, con todos sus arrestos. Y vino también Manuel Barreto, primo mío, de lejos. Estaban, pues, los hombres debidos.

Nos pasamos el día pitando por esos montes de Dios. Venía Meléndez con los fitocos y yo y Manuel, que estábamos en la misma fiebre de los primerizos, nos cogíamos. La gaita era entonces un enredapita: pifú, pifú, fifofafi. Yo pitaba el fitoco como me entraba la gana. Y Manuelito me decía: eso no es así, eso parece un sácame con bien. Dale mano como para mujer y lengua para lo mismo.

Así empezamos. Era cosa de amor que no se podía publicar, como los grandes amores, porque nadie gustaba de esas cosas. En toda la región, la gaita era de mal ver, cosa de plebes.

Pero qué va, con nosotros no se pudo. Yo vi todo el mundo de esos fitocos. Nada más, imagínese usted, una cabeza como la mía.

Para leer la crónica completa pulsa AQUÍ.

Biografía y música de Toño Fernández en este ENLACE.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: